viernes, 12 de febrero de 2010

¿Jamás puede ocurrirte?

Continuamente, los diarios sensacionalista, la asquerosa (perdón por la claridad de mis palabras) prensa rosa, persigue a todo tipo de famosillo esperando, como lobo a su presa, el patinazo y la infidelidad para hacer auténtica basura televisiva. Contarlo a los cuatro vientos y promover el juicio público es lo único que les interesa. No hay lugar para los sentimientos, la intimidad, la opinión de los hijos, ni mucho menos la dignidad de la persona y ante esas imágenes, la soberbia nos hace creer que eso jamás puede ocurrirnos a nosotros.

Pues hoy voy a contaros un secreto: me veo capaz de ser infiel a mi mujer. Soy humano y soy varón. No voy a entrar, ahora, en el debate de lo que atrae o estimula a un hombres y a una mujeres pero, seamos sinceros: los hombres, ante las mujeres, somos el auténtico sexo débil.

Pero a la vez, creo que es bueno que nos sintamos potencialmente capaces de fallar a nuestra esposa porqué sólo el que crea que no es de hierro, sólo el que piense que es débil, sólo el que sienta que su matrimonio es lo primero, pondrá los medios para cuidarlo.

Nos dan lástima los adictos que confiesan yo controlo, yo sé hasta donde puedo llegar, no pasa nada, sólo estoy tonteando, cuando quiera lo dejo, sé dónde está el límite y no se dan cuenta de que están metidos hasta el cuello.

Así que ya lo sabéis, yo soy capaz de ser infiel... ¿y vosotros?


© Photo: http://www.flickr.com/photos/cmua

5 comentarios:

Anónimo dijo...

"Capaz" tiene dos acepciones:
-Una de capacidad.
-Otra de aptitud.
Me parece que a ninguna de ellas quiere referirse.
Quizás quiso indicar, que como ser humano, puede "caer" en algo que deseandolo o sin desearlo, no quiere hacerlo.
Pelea

Daniel Juan Santigosa, Family Coach dijo...

Efectivamente Pelea.
El juego de palabras únicamente quiere llamar la atención de la reflexión.
Muy buena apreciación la de tu comentario.
Gracias.

Carlos Andreu dijo...

Yo también me veo capaz Daniel. Absolutamente. Pero en ese esfuerzo, en esa "presencia constante en la distancia" es donde luego se gana mucho más.
En cualquier caso me llama mucho la atención el principio de tu artículo. Las TVs despellejan al infiel como si ellas no incitaran a ello o como si ahora fueran las más rectas del mundo...

balin dijo...

Hola Daniel, sólo la lucha por lo mejor es capaz de alejarnos de lo peor. Así que la receta es "sencilla": elige lo mejor y ponte en marcha para conseguirlo. Te enlazo en mi blog www.seraudaces.es
Verás que tenemos mucho en común ¿me enlazas tu? Saludos, Anibal

Daniel Juan Santigosa, Family Coach dijo...

Anibal,
muchas gracias. He ojeado tu blog y, efectivamente, tenemos mucho en común... incluso los blogs que seguimos.
Ya te he agregado a mi lista de blogs recomendados.

saludos desde Girona,
dani