viernes, 29 de abril de 2011

¡Qué vergüenza!


Y llegamos, con este corto, al mes de mayo. En esta ocasión os presento un magnífico vídeo que relata la explotación infantil y las diferencias con los niños del primer mundo. ¿Le cuesta a tu hijo levantarse, lavarse, hacer deberes, jugar, compartir, ser generoso...? Muéstrale estas escenas y coméntalas con él.
Pero antes de hacerlo cuestiónate la importancia que le das a las contrariedades del día a dia: ¿Ha perdido tu equipo de futbol?, ¿Se retrasa esa reunión que tenías prevista?...
Feliz semana a todos.

3 comentarios:

Carina Sampó, facilitadora de cambios, terapeuta psicodramatica, coach personal dijo...

Gracias July, excelente reflexión y tirón de orejas!
a veces olvidamos lo que verdaderamente importa! De vez en cuando necesitamos un parón para vovler a ver, escuchar, oler, degustar y sentir las pequeñas-grandes cosas de la vida!
un saludo

Personas con discapacidad dijo...

Es la cruel realidad lo que vemos en este vídeo, pues vemos a un chico que tiene donde dormir que puede comer comida saludable que puede ir a la escuela, pero también vemos que hay otro chico que duerme con todos sus hermanos en un rincón,vemos como lo explotan para trabajar, que des afortunadamente solo tiene una comida al día y es muy poco para un niño en desarrollo.

En estos momentos les digo, aprendamos a valorar lo que tenemos

GRACIAS

Daniel Juan Santigosa, Family Coach dijo...

Lo peor de todo es que los jóvenes del primer mundo no saben lo afortunados que son.